Archivos para diciembre, 2019

Cosas de Hombres

Publicado: 22 diciembre, 2019 en Sin categoría

Toda historia tiene dos versiones, por Natalia Velilla Antolín

Artículo publicado en el diario nacional “El Confidencial” el 9 de diciembre de 2019: https://blogs.elconfidencial.com/espana/tribuna/2019-12-09/cosas-de-hombres-tribunal-supremo-feminismo-natalia-velilla-antolin_2366792/

Este año, la fotografía del Rey con los miembros de la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo en la Apertura del Año judicial volvió a llenar las redes sociales y los titulares de prensa con la sempiterna queja de la ausencia de mujeres en la cúpula del Poder Judicial. Los que estamos en las asociaciones judiciales y asistimos a actos institucionales o reuniones en organismos públicos y, en general, tomamos contacto con lo que pudiera llamarse el poder dentro del Poder Judicial, sabemos que esa foto no cambiará demasiado a corto ni a medio plazo, aunque recientemente una mujer, Susana Polo, haya vuelto a ocupar un lugar en la Sala de Gobierno del Tribunal Supremo. Desde que Milagros Calvo fuera la primera mujer en estar en tan insigne organismo (2004-2009), ninguna otra había vuelto a…

Ver la entrada original 1.435 palabras más

#COP25: Un pingüino en mi ascensor

Publicado: 9 diciembre, 2019 en Sin categoría

a través de #COP25: Un pingüino en mi ascensor

#COP25: Un pingüino en mi ascensor

Publicado: 9 diciembre, 2019 en Sin categoría

Con mi toga y mis tacones

pinguino en ascensor

(Historias sobre el cambio climático)

UN PINGÜINO EN MI ASCENSOR

– Cariño, no te puedes imaginar qué he visto

– ¿Qué es lo que has visto, Manuela? No me tengas en ascuas

– Un pingüino en mi ascensor. Te lo juro

– Qué gracia. Recuerdo lo que te gustaba ese grupo cuando salieron, allá por los 80. ¿Te encontraste al cantante? ¿Lo has reconocido?

– Que no, Juan, que no. Que no era ningún grupo de música. Que era un pingüino, de los de verdad

– Ah, vale. Te refieres a alguien vestido de chaqué, como los directores de orquesta. Como el hortera de tu primo Lucas cuando se casó, vaya. ¿Te acuerdas cuánto nos reímos?

– Déjate de primos y de gaitas. Sé lo que he visto. Y no tenía nada que ver con la música

La voz de mi hija pequeña interrumpió nuestro diálogo de besugos. Parecía haberse…

Ver la entrada original 226 palabras más