Promesas: esperando

Publicado: 6 enero, 2017 en Sin categoría

Con mi toga y mis tacones

Broken Promises

Ha empezado un nuevo año. Y con él, como siempre, se ha abierto la veda de nuevos propósitos para empezarlo. O más bien de viejos propósitos reciclados, porque todo eso de dejar de fumar, apuntarse –o mejor dicho, ir- al gimnasio, hacer régimen, aprender idiomas y demás, no son más que un remake de cada año que empieza. En el teatro y en la vida. Como ocurre con otras cosas más intangibles, como tomarse las cosas con más calma, aprender a decir que no y cosas parecidas. Algo que nos prometemos todos los inicios de año y que al final quedan como Promesas Incumplidas.

A buen seguro que el teatro tiene su propio elenco de buenos propósitos, propios y ajenos. Propósitos que se mezclan y confunden con deseos, pero que acaban siendo el augurio de estrenar la mejor obra del mundo o tener el papel de su vida. Y…

Ver la entrada original 717 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s