Vestuario: con mi toga y mis tacones

Publicado: 19 abril, 2016 en Sin categoría

Con mi toga y mis tacones

IMG_20160419_185833

Pocas cosas hay más importantes en un espectáculo que el vestuario. Desde los taparrabos de 2001 Odisea del Espacio a las futuristas Mad Max, pasando por todo tipo de vestuario de época. ¿Qué sería de Las Amistades Peligrosas sin sus fantásticos trajes de época, o de Cotton Club sin sus vestidos de charleston y sus zapatos bicolor? ¿Cómo podríamos creer en una película de médicos sin batas blancas y trajes anti ébola como Contagio o en los juicios de Nuremberg de Vencedores y Vencidos sin sus togas? Hasta el propio vestuario da título a algunas películas, con toda la carga que tiene, por ejemplo, el traje de la infamia de El Niño con el Pijama de Rayas.

Pues claro. El hábito no hace al monje, pero no hay monje creíble sin hábito. Otra cosa es que no sea monje quien el hábito viste, como si de

Ver la entrada original 762 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s