Eficacia: querer y poder

Publicado: 14 noviembre, 2015 en Sin categoría

Con mi toga y mis tacones

IMG_20151113_020206

Mucho se habla en el mundo del arte del talento. El talento es algo indefinible, un no sé qué con que los dioses obsequian a unos pocos afortunados y que les convierte en dueños de un regalo envenado. Tienen un don, pero tienen también la obligación de hacerlo crecer y compartirlo. No se lo pueden quedar para ellos solos. Y eso no siempre es fácil. Que se lo digan a todos esos artistas atormentados a los que el genio no les cabe dentro del cuerpo. La Virgina Woolf de Las horas, el Van Ghogh de El loco del PeloRojo o Frida nos lo muestran en el cine, como esa evocadora Alfonsina y El Mar de la canción.

Pero de poco sirve el talento si no se canaliza y se exhibe de la manera adecuada. E incluso, a veces, es más el trabajo con él que el talento…

Ver la entrada original 447 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s