SENTENCIA: EL DESENLACE

Publicado: 7 octubre, 2015 en Sin categoría

Con mi toga y mis tacones

final cuento

                Veíamos en los anteriores estrenos de nuestro teatro las diferentes partes del guión. Y, por supuesto, no hay función que se precie sin un final adecuado. Si el final no está a la altura, puede dar a traste el mejor de los espectáculos, y cargarse de un plumazo el trabajo de todos los protagonistas. Y eso no lo deberíamos consentir. Podemos tener un final apoteósico, tipo Mamma Mía, con los protagonistas dándolo todo con sus looks ochenteros o Un americano en París, con su música inolvidable y su no menos inolvidable coreografía, o un final exquisito y refinado, del tipo Muerte en Venecia, o emocionante, como esos planos en color de La lista de Schindler, o un  almibarado final feliz como el inolvidable Qué bello es vivir. Pero no podemos permitirnos que la cosa se acabe de mala manera, diciéndonos que todo fue un sueño…

Ver la entrada original 817 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s