Suspensión: cuando no se alza el telón

Publicado: 21 septiembre, 2015 en Sin categoría

Con mi toga y mis tacones

suspensión

                Todos podemos recordar aquellos viejos chistes de “se levanta el telón, y sale…”, que todavía siguen circulando en infinitas versiones. Chascarrillos que resumen en unos segundos una función entera, porque se supone que el espectáculo, como dice la canción, siempre debe continuar.

                Pero no siempre es así. A veces, los imponderables impiden que el telón se alce y el espectáculo pueda ofrecerse al público. Si enferman los actores, o hay una avería en el escenario, el espectáculo no puede seguir adelante, y hay que suspender la función. Y, por supuesto, avisar a los espectadores y devolverles el dinero de la entrada, o cambiársela por una equivalente para otra representación, si ellos lo quieren así. Como esos comercios que cuelgan el cartelito de “cerrado por defunción”, que tantas veces hemos visto. Aunque no hace falta ponerse en lo peor.

                Muchas razones pueden llevar a que la función no…

Ver la entrada original 715 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s